Nuestra primera escalada en Picos: Vía de los Franceses a la II Torre de Cebolleda y III Torre de Cebolleda.

Momentos perfectos plagados de defectos.

Como dos pequeños insectos entre gigantes.

Pequeños, insignificantes…

Aun así, tenemos el horizonte bajo los pies,

el cielo entre las manos…

Miedo, dudas, cansancio, sed, valor, fuerza…

Me invaden.

Paro.

Por qué subo por aquí?

Porque me gusta.

Sigo.

Atardece sobre las nubes,

Todo está tranquilo,

picos y montañas lejanos asoman como pequeños islotes.

Cuanto más baja el sol,

mayor es la sensación de estar muy altos…

Agua que mana de las entrañas de la roca.

Estamos arriba y hay que bajar y bajar…

Pero eso fue ayer?

U hoy desperté de un sueño?

IMG_1135
Atardeciendo en Fuente Prieta tras la escalada

A estas alturas el verano ya pesa en las espaldas y en las piernas, cuando coges un rato lo único que te apetece es descansar. Pero no sé que tiene esto de la escalada y subir montañas que nos atrae como un imán y cada rato que tenemos lo gastamos en ello.

Ahora encima Diana y yo compartimos dos días libres a la semana y tener un compañero amplia las posibilidades. La semana pasada ya intentamos coger maneras, nos acercamos a Vegacervera porque daban mal tiempo en todas partes; por la mañana llovía y hacia frió pero no era tan malo; estábamos un poco perretes pero teníamos ganas de roca, así que nos acercamos a las Hoces desde nuestro confortable refugio a ver que sensaciones nos transmitían las paredes. Ya habíamos pasado una vez por aquí con el coche, pero el lugar es increíble, con aquellos perfectos y compactos paredones tan cerca, dan ganas de escalar en cada rincón… Aparcamos al final y vemos en la pared de moda una cordada de tres que avanza muy lento en la Eden rock, que era nuestro principal objetivo, también llevamos el croquis de la delfin negro, así que nos metemos sin dudarlo. Diana trepa los primeros 10 metros hasta la primera reunión por un supuesto terreno de III, los dos decimos lo mismo, joder el III, no es difícil, pero III?

El siguiente largo son unos 45 metros 6A, el paso supuestamente difícil de placa, y con la fama que tienen las Hoces, miedo me da encontrármelo, no me he preparado esta vía así que pido a Diana que me repita las indicaciones. Fisura a la derecha, izquierda, laja, placa, derecha, reunión.

Salgo por la fisura en travesía ascendente con algún paso de bavaresa bonito de fiarse a los pies, por unos cantos continuo hasta una gran laja un poco a mi izquierda, la laja suena un poco hueca por lo que no protejo (más tarde veré que está es la tónica de las hoces), tampoco hace falta, hay chapas y un clavo. Tras la laja la cosa se va poniendo fina y algunos pasos te hacen pensar, acabo haciendo un mantle y un pie mano en lo que creo era el paso más difícil, y yo me esperaba más, quizá por los miedos infundados y por la fama, y porque venía de hacer unas placas en Peñas del Prado que me habían hecho apretar el ojete… El caso es que aquí creo recordar que era por la derecha, pero me gusta más por la izquierda, parece fácil y allá voy por una fisura que mientras voy escalándola y disfrutando como un enano (llevo 40 metros impresionantes de bonitos) me doy cuenta que me he metido a otra vía, y esta fisura, que me había fijado en ella desde el suelo y le había mencionado a Diana de su belleza, es de la vía futuro incierto (IV o algo más).

Me paso una reunión a mitad del muro porque yo estaba seguro de que la reunión estaba sobre un árbol que aun yo no había pasado, y un señor que está en la reunión de eden rock, muy amablemente me chiva que él ve una reunión a su izquierda, sigo unos metros por la fisura y cuando sobrepaso el árbol  hago una travesía por terreno con grandes bloques sueltos y bingo, encuentro la reunión tras los bloques en una pequeña repisa sobre spits oxidados con un cordino uniéndolos y un maillon. Sube Diana sufriendo, me dice que no está, que le ha costado un montón, que estaba pasando hasta miedo, yo a veces también me he sentido así. Yo por el contrario he disfrutado el largo como nunca, me ha parecido un largo impresionante y una escalada muy bonita, me ha dejado un sabor de boca increíble así que no me importa bajarme lo más mínimo, Tras almorzar decidimos parar en Aviados que no lo conocíamos a hacer un poco de deportiva y apretar un poquillo, pero solo un poquillo, está bonito el rincón.

Otra vez trabajar, pasan volando los días y no descansamos… La semana que viene dan bueno. Será por fin nuestro momento para hacer una escalada en Picos, en casa…

Entre muchas opciones nos gusta la vía de los Franceses a la segunda torre de Cebolleda y no se hable más, decidido, el miércoles subimos a Vegarredonda desde Pandecarmen y el jueves escalamos. Decidido.

Oye, solo son 180 metros, porque no subimos después la tercera torre de Cebolleda, así son casi 300… Y oye, que bonito es el espolón de la Torre de Santa María,  y para subir el espolón hay que subir el Gua, y no se cuantos rápeles y destrepadas, si nos animamos… ¿Por qué no?

La vía de los Franceses o Directa a la II Torre de Cebolleda fue abierta en 1976 por un grupo de franceses, Jean Oscaby, C. Dropny, C. Schneider y O. Beghinet. Son unos 180 metros con una dificultad máxima de V+, si a eso le sumas la tercera Torre de Cebolleda son unos 280 metros de vía; la ascensión a la tercera torre tenemos pensada hacerla por un diedro-chimenea de unos 50 metros, y para llegar a él hay que hacer un destrepe. Luego en la tercera torre hay que destrepar hacia los rápeles al otro lado, que mira a la aguja del Gua (45 metros de III+/IV), otro destrepe y luego el espolón oeste a la torre de Santa María, 90 metros de IV+. Y luego bajar por la grieta rubia, en total, una pasada…

IMG_1094.JPG
Foto de una guía antigua de Adrados que tiene Javi en Vegarredonda

Con este objetivo en la mente y mariposillas en el estómago nos fuimos el martes a la cama, con él cogimos el coche el miércoles, subimos Panderrueda, el pontón, bajamos los Beyos, subimos hasta Covadonga, hasta los lagos y hasta Pandecarmen y allí, dejamos el coche bajo la niebla.

Bajo la niebla conocemos a tres paisanos que van a Peña Santa al siguiente día y comenzamos nuestro camino a Vegarredonda sin ver más allá de unos pocos metros. Pasamos Vega la Piedra, un mágico lugar, y seguimos subiendo sin ver prácticamente nada. Los paisanos que habían salido después nuestra llevan buen ritmo y nos cogen, compartimos un rato de amigable charla comentando lugares y conocidos. Hacen una parada técnica y nosotros seguimos, parece que la niebla quiere abrirse y coño, ya estamos en Vegarredonda.

DSCN9905
Camino a Vegarredonda

Nos queda un rato de sol junto al refugio compartiendo vistas e historias con nuestro amigo Pablo, antiguo cantinero de la Caíntina en Caín, ahora refugiero en Vegarredonda. Cenamos como en casa hasta reventar compartiendo mesa y charla con unos andaluces muy agradables y amantes de los Picos que estaban haciendo el anillo. Además también compartimos mesa con todo un referente de los Picos en la actualidad, Fernando Calvo.

DSCN9908
Alguien destiende mientras atardece en Vegarredonda

Tras la cena, el citado personaje se me presentará y asegura conocerme por no todo es octavo, y esto le sorprende a uno y me llena de orgullo,  por supuesto… Mantenemos una agradable y variada charla sobre escalada donde también participará Javi Malo relatando e interpretando graciosas anécdotas sobre la vía que queremos escalar y otras, mencionando además la dureza por encima de lo graduado de ellas, Fernando confirmará la afirmación, “porque los sextos los abren Cassin y esta gente, nosotros como vamos a abrir sextos, nosotros V o V+ como mucho…” son palabras de famosos aperturistas de los Picos de antaño. Echamos unas risas.

Esto hace que uno vaya a la cama un poco con miedo a los duros y tenebrosos pasajes que encontrará al día siguiente en la pared, al menos así me lo imagino yo cuando me entra el miedo pre-escalada, grandes fisuras donde está todo muy oscuro, muy frío, muy húmedo, muy resbaladizo, muy difícil… vamos terrible, mejor que ni te metas, pienso a veces. No me gusta hacerme expectativas pero la verdad que prefiero pensar que algo es más difícil de lo que es, a pensar que es fácil y me de una colleja al llegar.

Nuestra casa de hoy es una pequeña cueva en la que ya dormí hace unos años con Selva, está un poco más lejos de lo que recordaba, hoy no está Selva pero la compartimos con un montón de grandes arañas que viven a pocos centímetros de nuestra cabeza por lo que hay que tener cuidado con levantarse. La otra vez ni me fijé la verdad, y seguro que ya estaban ahí, además, después de nuestras experiencias en Thailandia esto no es nada…

Un poco de “Lecturas de vivac” (precioso libro que estoy exprimiendo al máximo) me ayuda a cambiar los miedos por sueños y motivación, me meto en el saco y me duermo relativamente pronto, también duermo relativamente bien, pues no me despierto en toda la noche hasta poco antes de que suene el despertador, a las 6 y 30. Remoloneamos un poco pero a las 7 estamos en el refugio para desayunar.

Tres grupos, 10 personas en total, van a Peña Santa; Fernando con dos clientes va a la Torre de Santa María; y los andaluces, que subieron dicha torre ayer, van a Vegabaño. Empezamos a andar con las mochilas desde “nuestra” cueva un poco más tarde de las 8, por delante van los andaluces y Fernando, otros dos grupos ya ni se les ve, por detrás llevamos a otro. Pasamos el Porru Bolu entre rebecos y dejamos atrás, no sin esfuerzo, el Collau les Merines, la pared noroeste del Requexon brilla imponente con el sol de la mañana, curioso dada la orientación de la pared.

DSCN9911
Subiendo la Llampa Cimera
DSCN9916
Rebecos
DSCN9920
Espectacular el paisaje
IMG_1117.JPG
Caminando sobre las nubes

Vamos con tantas ganas y tan sobrados que desestimamos nuestro plan de coger agua en Fuente Prieta y subimos del tirón hacia la Horcada de Santa María. La verdad que empieza a hacer calor y yo voy bebiendo un sorbo a cada poco. Cuando vemos el comienzo de la vía nos preparamos y dejamos las mochilas. Un tremendo lío en la cuerda nos retrasa unos minutos, son más de las 11.

DSCN9923
Listo para la batalla

Empiezo a escalar, me olvido del resto, solo estamos nosotros y la pared. Subo cómodo por la “fácil” fisura , monto reunión en un buen puente de roca.

DSCN9926
Primer largo de la vía

 

Sube diana y sigue el siguiente largo, se dirige hacia un muro de canalizos, hoy no se que me pasa con las cuerdas que la he vuelto a liar y Diana la pobre paga las consecuencias y me insiste en que no está muy cómoda que digamos. Subo y ostia los canalizos… Ostia el IV+ me está poniendo bien, eso si, la adherencia brutal, y cuando le cojes el truquillo a la posición ya es todo el rato prácticamente igual.

DSCN9935
Llegando al final del segundo largo con un ambiente impresionante
DSCN9938
“Joder la que no aprieta vaya largo se acaba de marcar”

Siguiente largo me toca, más canalizos, parecen tumbados, como antes, pero se pone vertical la cosa con algún pasito más fino que me hace pensar que eso no es IV+, los Friends no entran tan bien como aparentaban, pero alguno ha entrado, aun así estoy como asustado, me siento en la gran repisa donde tras buscar unos supuestos clavos decido montar reunión en un puente de roca de no muy buena calidad así que meto dos Friends, por si acaso, sube diana y me dice que ella pasa de hacer el siguiente largo, y yo necesito tiempo para valorar la situación.

DSCN9939
Tercer largo
DSCN9942
Tercer largo

Diana me dice que estoy muy serio, que no me ha visto disfrutar como otros días, en parte tiene razón, estoy serio porque esto no es como las vías a  las que estamos acostumbrados, me parece una vía seria y quizá se me ha olvidado que hemos venido a disfrutar, la verdad que tengo un poco de miedillo en el cuerpo, en parte infundado, sobre todo por el largo expuesto que viene después de este, y si subo este ¿y luego no quiero subir? Para eso no subo, Pero, ¿por qué estoy aquí? ¿quiero subir? ¿Por qué? la única respuesta que hallo es que me apetece escalar. Permanecemos en silencio observando el paisaje. Tras lo que para mi fueron pocos minutos, pero quizá fue media hora o más, lo decido, quiero subir. Voy.

Subo por terreno vertical hacia una fisura, primero un clavo y luego un friend en el paso más difícil (para mí de la vía), pero yo ya sabía que quinto no era, simplemente me dedico a ir subiendo pies, siempre es la clave; meto un cintajo en un puente de roca en un paso ligeramente desplomado y salgo de la fisura, aunque la dificultad decrece, el terreno sigue siendo guapo de aventura y las dudas y miedos siguen ahí, tampoco molestan, solo están, de repente se les oye más alto, “te estás equivocando, se suponía que era fácil y esto no es fácil, y mira donde está el último seguro, te estás embarcando”, pero mi yo valeroso lo ignora y busca rápido una solución, un pie, una mano, ligero que eso rompe, sigo escalando, travesía, paso de fe. Llego a la reu, miro la placa del siguiente largo, no parece para tanto pero bueno, algo tendrá seguro sino no sería V+. La verdad que me voy animando y este largo lo he disfrutado más que ningún otro.

DSCN9944
Los pasos clave del cuarto largo

Empiezo la placa un poco en travesía, meto el totem negro en una pequeña grieta a la derecha de la placa, voy subiendo pies y encontrando nuevos apoyos, hay un paso donde los pies desaparecen pero las manos son decentes y permiten subir en adherencia hasta el siguiente buen resalte para el pie, desde aquí cojo una arista y al asomarme encuentro una buena fisura donde proteger, ya salgo de la placa y sigo andando hasta la reunión a la izquierda de una repisa, monto reunión en un  puente de roca y dos friends de nuevo, no me ha parecido ni tan difícil ni tan expuesto, me ha parecido un V+ bien puesto.

DSCN9947
Empezando la placa del quinto largo

Sube diana el último largo ya fácil hasta la cumbre de la segunda torre, las vistas desde la cumbre son espectaculares.

 

DSCN9950
Diana en la Cumbre de la II Torre de Cebolleda 2.410 metros
IMG_1119
Vistas desde la cumbre
IMG_1120
Impresionantes vistas hacia el mar desde la cumbre
IMG_1121
Desde la cumbre
IMG_1124
Con la III Torre de Cebolleda detrás y Peña Santa al fondo

Vamos  un poco mal de tiempo, ya son más de las cuatro así que desestimamos la Torre de Santa María y el Gua, pero nos animamos con la Tercera Torre de Cebolleda. Hago el destrepe y ostia, es fácil, pero vaya patio, mi amigo el miedo sigue por aquí. Encuentro un clavo escondido entre tierra y vegetación y meto un friend para montar la reunión bajo la chimenea. He de volver a recuperar una cinta que he chapado en el destrepe a un largo cordino colgado desde muy alto, Diana no llega, pero que coño, yo tampoco… resulta que al recoger la cuerda habíamos tirado del cordino y este se había quedado pillado, por eso no se llegaba, por eso volvemos a perder tiempo; no tenemos mucha agua.

Le digo a Diana que la chimenea parece amable, ella me dice que no, que suba yo, así que subo y resulta no ser tan amable como para ser IV+ ¿pero que es el grado más que una opinión? Voy subiendo pies y voy protegiendo, meto el camalot del 4 por segunda vez en la vía, y eso que no lo íbamos a usar (tampoco es que sea obligatorio). Llego a un cruce donde nacen dos chimeneas, “esto no lo había leído yo en ningún lado”, la de la izquierda parece fácil pero veo mucha roca rota, la roca de la de la derecha me gusta más así que subo y llego a la cumbre en un bonito paso.

Aquí empieza mi pequeña aventurilla de por lo menos una hora hasta que monto la reunión. Había leído que montaban reunión lazando algún bloque (luego leí que hay un clavo y un puente de roca al salir de la chimenea, debía ser la opción de la izquierda), la cumbre no es muy grande, tampoco es diminuta, ni incómoda, eso si, el ambiente es sobrecogedor, y está todo rotísimo, el primer bloque que laceo no me gusta, así que voy a buscar otro, el siguiente es tan pequeño que pruebo a moverlo y compruebo lo que me temía, soy capaz de moverlo con las manos, busco y busco pero no se me ocurre otro bloque que lacear así que intento seguir a ver si encuentro algún sitio mejor, por el centro, no, por la izquierda, no, por la derecha, no, para alante, para atrás, para un lado, para otro, otra vez por el centro, pues yo creo que lo único que veo es por la derecha, vuelvo para atrás y compruebo los bloques de antes…. pues la travesía de la derecha… en ella encuentro una buena fisura bajo un bloque donde meto dos buenos Friends, aún así, tengo unos 200 metros de caída a la espalda y me da miedo colgarme de ellos en esta cumbre tan rota y desolada, mi amigo el miedo está ganando ahora, quizá sea la decisión adecuada; sigo la travesía, las cuerdas se han enganchado, mierda, vuelvo a hacer la travesía que da miedo de verdad, arranco una piedra del tamaño de mi cabeza que cae por el precipicio, respiro, desatasco las cuerdas, Diana me grita si va todo bien, le digo que no sé donde montar la reunión; le digo que me de cuerda, cojo cuerda y vuelvo a hacer la travesía, tras ella destrepo a una pequeña horcada, las cuerdas rozan tanto que me es imposible seguir, así que vuelvo; ya hace un rato que estoy nervioso así que pienso una solución, con la cuerda decido triangular los Friends y un bloque, recojo a Diana sin incidencias, ella no quiere caerse.

Llega y me sonrie, sabiendo que llevo un rato pasándolo mal, rápido sigue, se mete por el centro por una especie de chimenea entre dos bloques, ni se me había ocurrido antes bajar  por ahí; me dice que estoy muy loco por hacer esa travesía, pero hacer ese destrepe, de cara al precipicio, con la mochila y todos los trastos enganchándose, me dio bastante más miedo, prefiero la travesía; pero ella como si nada… Subimos al segundo resalte de la cumbre y vemos unos cordinos enganchados en un cuerno de la arista, destrepamos unos metros por una repisa con el vacío a la espalda y rapelamos, entonces veríamos la instalación “buena” sobre dos clavos reseñada colocada en el espolón, unos metros de destrepe más a la derecha de nuestro rapel. Llegamos a la horcada ente la tercera Torre de Cebolleda y el Gua y desde un cordino en un buen puente de roca seguimos rapelando buscando las instalaciones; los primeros rápeles se pueden destrepar por una especie de canal, el último no.

IMG_1128
Bajando de la III Torre de Cebolleda, 2.429m.

Pero llegamos al suelo y respiramos, son las 19.30. No tenemos agua desde hace un rato. Cogemos unas gotas en el nevero junto a las mochilas y bajamos hasta Fuente Prieta donde saciamos la sed con deliciosa agua que mana de la montaña. Tras un descanso viendo el más bello atardecer de mi vida sobre un infinito mar de nubes y una barrita energética emprendemos la bajada al refugio, donde llegamos a las 21.30; muy amablemente nos sirven una cena que sabe a gloria y a las 22.30 emprendemos de nuevo la marcha hacia el coche, hacia la niebla, esa nube que llevábamos viendo todo el día desde lo alto.

IMG_1140
Atardeciendo en Fuente Prieta
IMG_1143
Luces del atardecer sobre Fuente Prieta
IMG_1158
Para abajo, impresionante mar de nubes

El primer tramo muy bien, pero ya llegando íbamos al límite de fuerzas, la mochilas pesaban y los hombros dolían, también los dedos de los pies. A las 23.30 por fin llegaríamos al coche, pero aun quedaban dos horas hasta casa de curvas, o más…

Ha sido un día impresionante, cargado de belleza y emociones, hemos disfrutado una escalada seria y comprometida en nuestros queridos picos, hemos tenido un clima increíble, con el mar de nubes todo el día acompañándonos, hemos recibido lecciones de humildad, hemos aprendido, nos hemos conocido un poco más, hemos explorado nuevos límites, hemos batallado al miedo y al cansancio y aquí estamos. No puedo sino admirar aun más a los aperturistas, de esta y otras vías; a los guías de montaña, todo el día por aquí, subidos a las peñas; a toda esa gente fuerte y valiente que hace unas cosas impresionantes; escaladores intrépidos sin duda. Hay que tenerlos bien puestos…

Gracias.

Anuncios

2 comentarios en “Nuestra primera escalada en Picos: Vía de los Franceses a la II Torre de Cebolleda y III Torre de Cebolleda.”

    1. Totalmente de acuerdo, no se aprende más sobre montaña y escalando que en la montaña y escalando. La verdad que fue una grata sorpresa conocerte y poder compartir aquella graciosa charleta con Javi. Pronto nos veremos seguro. Abrazos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s