Espolón Canales al Pico Moro con variante

Y llegó Septiembre, eso significa días libres compartidos y mayor posibilidad de escalar, teníamos muchas ganas de Picos pero la nieve se pasó a despedir agosto así que lo descartamos y buscamos alternativas lejos de la nieve.

Este verano apenas hemos escalado, encima entre el confinamiento y el curro no hacemos largos desde el 1 de enero que hicimos la vía «el canal de la mancha+zulu» en el Risco de la Encina, además está Pedrito Bistek por el valle y hace tiempo que queremos escalar algo juntos. Por eso, buscamos una vía fácil de escalar y de seguir, y que tenga reus equipadas. A mi me gusta el espolón canales al Pico Moro, que le tengo fichado desde hace un par de años, que sea una vía no muy repetida me gusta y cumple los demás requisitos así que allá que vamos, además, conocer un sitio nuevo siempre presta.

Nos sorprendió bastante el entorno de Ocejo de la Peña, la verdad que no esperábamos encontrarnos un Valle con tanta roca y tan bonito, León y sus rincones nunca dejarán de sorprenderme.

El pequeño pueblo de Ocejo de la Peña

Caminamos durante al menos una hora, disfrutando del entorno, hacía calor pero no excesivo, pues una suave brisa refrescaba el ambiente.

Dejamos las mochilas a la sombra de un árbol junto a una mágica pradera, nos cargamos el material y acometemos los últimos minutos de aproximación hasta la base del Espolón. El pico es muy guapo y el espolón que vamos a recorrer super estético en apariencia. Cuanto echaba esto de menos…

Diana con vistas al Pico Moro y el espolón Canales

Empiezo a escalar asegurado por Pedrito, la primera tirada no es muy larga pero siempre cuesta más porque te coge frío y más después de tanto tiempo sin atarse a una cuerda. Unos primeros metros fáciles hasta que llego a un muro muy vertical de roca anaranjada, la chapa está todavía algo alta así que metro un micro antes de encaramarme al muro, que aunque tiene canto, te hace apretar, llego a la chapa y me parece que puede ser recto pero tras un par de intentonas y destrepes opto porque lo mejor es hacer una corta travesía a derechas pasando por encima de un arbusto donde ya consigo pasar sin problemas, dejando así atrás la parte más vertical y llegando a una perfecta placa gris de las que tanto me gustan y donde encuentro dos parabolt más antes de llegar a la reu, con bonitos y finos pasos sobre roca espectacular.

Largo de V, bien. Recojo a mis compañeros que suben rápido y siguiente largo va Diana mientras la aseguro.

Empieza en travesía a izquierdas con pies en adherencia hacia un parabolt donde hay un cordino con maillón, eso quiere decir que alguien se ha bajado de ahí, (en ese punto habría que haber tirado recto pero nosotros estábamos convencidos que había que seguir un poco en travesía para después volver a la derecha al filo del espolón, pero más tarde veremos que estábamos equivocados), así que Diana pasa el parabolt y sigue con su travesía para llegar a unos canalizos por donde sube recto a una placa muy vertical con buenos agarres laterales y pies pequeños, a partir de aquí empezamos a no verla pues un desplome sobre la reunión nos tapa, pero empezamos a oírla decir que cree que se ha equivocado, que no lo ve claro y la voy a tener que bajar de un friend dudoso que ha metido, ya bastante lejos de la chapa. Mirando, Pedro y yo vemos lo que parece una chapa brillando en el espolón unos 10 metros encima nuestra y unos 4 metros a la derecha de Diana, pero ella no ve como llegar hasta aquel punto. Yo le digo que más a la izquierda un poco por debajo tiene un techito con lo que parece una buena fisura donde proteger mejor, al poco la vemos aparecer destrepando a izquierdas hacia el techo, donde aunque no se la ve muy cómoda, consigue meter un seguro más fiable. Sigue insistiendo en que no lo ve claro, yo estoy casi seguro de que se está embarcando y no creo que la línea vaya tan a la izquierda, pero lo siguiente que oímos es que cree que lo ha solventado, cruzando en travesía el pequeño techo cogiendo la fisura a forma de invertido la vemos montarse a una placa más tumbada a la izquierda donde volvemos a perderla de vista, yo la voy dando cuerda y ella sigue avanzando, ni la vemos ni la oímos, pero al rato aparece en el espolón unos 40 metros por encima nuestra y asegura que lo ha pasado muy mal, -aquí hay chapas no sé si será la reunión… ¿Cuánta cuerda me queda?-, -quince metros o más-, la contestamos, sacamos los croquis y deducimos que aun le queda por pasar otro resalte para encontrar la reu sobre dos parabolt, así que sigue escalando por el espolón y al poco grita reunión, gastando casi toda la cuerda para llegar a ella.

Sale Pedro, le dejo unos metros y salgo. Los primeros metros hasta llegar al parabolt son los más difíciles de la travesía y flipo lo suelta que he visto ir a Diana antes por ahí, llego al final de la travesía donde hay unos bonitos canalizos y un muro bastante vertical con buenos agarres laterales y pies muy pequeños donde hay que apretar, tras él llego al punto donde Diana se había visto perdida, con un buen canto en las manos estudio la zona y la verdad que no se ve fácil por ningún otro sitio que no sea el que ha seguido ella, así que hago el destrepe a izquierdas hacia el techo, las manos no son muy buenas y los pies son unas pequeñas adherencias, al coger la fisura pensaba que me quedaría algo cómodo pero la fisura es muy fina y apenas entran los dedos así que salgo de alli lo más rápido que puedo, la verdad que estoy flipando con la dificultad del supuesto largo de V y no me quiero imaginar lo mal que lo ha tenido que pasar Diana yendo de primera.

Tras el techito me monto a la placa más tumbada y aparece una fisura que da más canto y tranquilidad, aunque está llena de matos, el terreno se ve más sencillo y fácil de proteger pero aun así hay que lucharlo ya que tiene algún pasete no tan fácil. Tras unos 20 metros de fisuras y mucha vegetación salgo al espolón donde encuentro dos chapas muy seguidas, lo primero que pienso es que no tiene sentido que aquí haya dos chapas y abajo en la zona más difícil y expuesta no, lo que todavía no sabía es que habíamos hecho un largo bastante distinto al original, así que llego a la reunión felicitando a Diana por su temple y ovarios en el que me había parecido un largo bastante difícil y psicológico, flipando con los quintos de la peña, Pedrito le transmite las mismas sensaciones.

El siguiente largo va Pedrito, se ve mucho más fácil, siguiendo el bonito espolón hasta que dejamos de verle, llegando a la reunión no vio una chapa que estaba más alta, en el mismo espolón, y se metió por la placa directo hacia la reu, por donde había unos buenos canalizos y fisuras con pasos de adherencia bonitos que quizá le metan un pequeño plus de grado. El largo era fácil y disfrutón, tanto que a Pedro se le ve hasta aburrido, yo lo disfruté bastante la verdad.

Siguiente largo me toca y voy un poco acojonado por lo que pueda encontrar después del supuesto largo de V de Diana, ya que aún no éramos plenamente conscientes de nuestro error. Empiezo por un fácil espolón con buena roca donde protejo con dos buenos puentes de roca, más arriba a la derecha, en el filo del espolón veo un clavo y allí voy, se supone que el clavo marca donde hay que meterse un poco a la izquierda, así que hago caso y cruzo una pequeña canal herbosa para después encaramarme a una placa vertical con forma de tubo donde encuentro el paso más difícil del largo que solvento sin problemas, es fino y bonito pero fácil, un V de verdad, lo pienso y se lo hago saber a mis compañeros y sigo por la placa con buen canto para después coger una fisura buena, tras superarla el terreno se vuelve fácil aunque muy roto, así que voy superando pequeños resaltes buscando un buen lugar para la reunión ya que es la única limpia de la vía, según los croquis montaban en unas lajas invertidas que no vi, oigo que me quedan 5 metros de cuerda, así que supero un último resalte de mala roca y monto reunión en un pequeño puente de roca y dos friends en las fisuras más solidas que encontré. De aquí para arriba parece un mero trámite así que cuando llegan mis compañeros les doy cuerda y como llegaron se van, me desato y les sigo por trepadas de II mientras recogen las cuerdas, caminamos un poco más entre rocas y arbustos y llegamos a la cumbre.

Queríamos hacer el Pilar Oeste de Peña Rionda, pero a los tres nos duelen demasiado los pies como para apetecernos otros 300 metros, así que lo desestimamos y nos lo tomamos con calma, además al día siguiente queríamos escalar más, por lo que nos sentamos en una sombra cerca de la cumbre y mientras comemos, miramos las reseñas de la vía en internet. Efectivamente nos habíamos equivocado en el segundo largo, a la altura del primer parabolt había que tirar recto hacia el espolón y el parabolt que habíamos visto Pedrito y yo, calculo que la variante que hicimos por error rondará el 6A. A mi lo más difícil me pareció la placa de laterales y la travesía del techo, mientras que a Diana le costó más el último tramo de fisura y matos ya que no llegaba bien a los cantos, Pedro tan contento de haberle metido un toque más picante a la vía.

Más tarde, tras subir unas fotos a las redes sociales, hablé con uno de los aperturistas que nos confirmaba que a la altura del primer parabolt había que salir recto por una zona un poco fea, la verdad que por ahí ni lo habíamos mirado… No puedo sino acordarme del día antes cuando Pedrito, con poca experiencia en paredes, me preguntaba si nunca nos perdíamos en la pared y yo le contestaba un poco flipado que intentábamos que no.

Tras un buen rato disfrutando el momento y el paisaje bajamos por la normal del Pico con bonitos pasos de II y volvemos hasta el material donde unos mastines hambrientos se hicieron nuestros amigos. De allí al coche vamos disfrutando del paseo. Ya en el coche buscamos un sitio para pasar la noche cerca de donde queremos escalar al día siguiente, el Pico Yérenes.

La primera de la temporada, la primera con Pedrito, había ganas ya…

Dejo una foto con el croquis de la vía marcado en rojo y en morado la embarcada del segundo largo.

Línea original en rojo y nuestra embarcada en el segundo largo en morado

Selva Fernández, Octubre de 2020.

Un comentario en “Espolón Canales al Pico Moro con variante

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: